« Home | Ayer estuve con Benji en un sitio genial... » | I PARTE: LA LUZ Ayer soñé con ser feliz. Y me d... » | Raymond Carver y otras historias secas y trágicas » | Magazine Diciembre » | Milano... Noviembre Milán tiene de día lo qu... » | QUIQUE GONZÁLEZ - LOS DESPERFECTOS AVERíA Y REDEN... » | METAMORFOSIS Sí, me gusta mirar por la ventana cu... » | Estoy a un paso de poner media Europa de por medi... » | colchones (ejercicio de fuentetaja junio 2007) » | RECORTES Y SINSABORES DE UNA CALLE CUALQUIERA DE ... »

Todo alrededor es de jabón. Son pompas azul celeste y rosa.

Sé que la mía es verde porque si cierro los ojos muy fuerte, puedo notarlo.

Como noto palpitar el corazón en la
garganta mientras agarro con fuerza mis tobillos para no moverme.

Tampoco quiero respirar, porque me duelen las
escamas cuando pierdo el equilibrio.
O cuando me coloco en la posición inadecuada (con las manos debajo del fémur)

Últimamente noto que abro mejor los ojos cuando estoy desnuda.


Y que veo más allá de las paredes cuando no hay cristales.
Las notas de canciones eléctricas y suaves, y el humo, me nublan la vista, así que prefiero cerrar los puños fuerte y beberme las lágrimas tóxicas.

No son tan suaves al paladar. Pero son gotas.

Viajo al mundo de la madrugada mejor cuando me pesan las manos. Las coloco sobre los mapas de ferrocarril urbano y uno las líneas de puntos que hay entre su casa y la mía.


Se me escapan del mapa las coordenadas a los sueños polares.
Pero estoy contenta. Porque vivo en una pompa de jabón y me gusta

Qué bien que ya no sea ayer cuando estuviste con Benji en un sitio genial, sino que sea hace unos días, pompadejabón.

Más.

Y finalmente rompiste tu silencio. Gracias por volver, aunque sea con breves palabras.
Intentaré cuidar para que no exista tanto humo tóxico a tu lado, y que puedes respirar cada día mejor. Aquí y en cualquier lugar donde estemos juntos.
Me gusta leerte de nuevo, no sabes cuanto.

Post a Comment

Escribo para ti, para mi, para contarte y que descifres cuando quieras lo que necesites. Para hacerte recordar, para guiñarte un ojo, para darte la mano, para sonreír contigo... Gracias por comentar

Remite


  • kay

  • Llegué por casualidad y por una conversación de cafetería envuelta en dudas. Encontré en los paraísos electrónicos los abrazos más auténticos... viajé sola por Kioto, por Dresden, embotellé lluvia y suelto lastre. Ahora sólo escribo, de oficio. Y en septiembre de 2009, años después de posarme para aterrizar, vuelvo a emprender una aventura voladora; desnuda y rellena de letras. bienvenido
radiografía
Users Online

tinta y prosa
y letras e historias con máscara
y cristales rotos...
y tus ojos, reinterpretándolo todo



Creative Commons License
Esta obra
está bajo una
licencia de
Creative Commons