« Home | colchones (ejercicio de fuentetaja junio 2007) » | RECORTES Y SINSABORES DE UNA CALLE CUALQUIERA DE ... » | Cuentas amarillas y espejos, de noche Del pomo d... » | » | "Doctor S., borrador de recuerdos" No podía re... » | Artículo mes Julio de http://magazine.diariosiglo... » | Eva colgó el teléfono. Prendió su mirada ... » | ACERCA DE... PATOLOGÍAS CARDÍACAS Sara lloraba ... » | Lisboa » | media luz, y sombras La cocina, fría y gr... »





Estoy a un paso de poner media Europa de por medio, estoy a un paso de estar a más de mil kilómetros de ti, y estoy a punto de llorar. Pero mientras tanto, intento acariciarte como a las teclas del portátil, como al hilo del teléfono.
De vuelta de la visita fugaz a mi Cantábrico, a mi cielo azul enorme y a la arena que mejor huele del mundo, preparo el equipaje para alejarme tanto de ti, que me asusta.
Y mientras tanto sigo segura de que la distancia es una de las cosas que mejor se nos está dando, porque yo te quiero más, te echo más de menos, y estoy más segura de nosotros, desde que te siento lejos.
Me marcho, y nos cruzamos sin cobertura. Tú en la montaña, yo atravesando nubes, y ten por seguro, que echándote tanto de menos, que desgarraré el cielo con una pequeña lágrima, que querrá como el resto de mi cuerpo, dormir contigo también esta noche.

Hasta pronto Gato Negro

http://alleineindresden.blogspot.com

Desde el circo de estrellas en el que me encontré, intenté cazar algunas para ti, pero no me llegaron las manos. De todas maneras otro regalo quiero que llegue a Dresden, irá tan pronto conozca tu dirección allí.
Yo por ahora te espero, y en un mes tenerte para amarte.

GATO NEGRO

Post a Comment

Escribo para ti, para mi, para contarte y que descifres cuando quieras lo que necesites. Para hacerte recordar, para guiñarte un ojo, para darte la mano, para sonreír contigo... Gracias por comentar

Remite


  • kay

  • Llegué por casualidad y por una conversación de cafetería envuelta en dudas. Encontré en los paraísos electrónicos los abrazos más auténticos... viajé sola por Kioto, por Dresden, embotellé lluvia y suelto lastre. Ahora sólo escribo, de oficio. Y en septiembre de 2009, años después de posarme para aterrizar, vuelvo a emprender una aventura voladora; desnuda y rellena de letras. bienvenido
radiografía
Users Online

tinta y prosa
y letras e historias con máscara
y cristales rotos...
y tus ojos, reinterpretándolo todo



Creative Commons License
Esta obra
está bajo una
licencia de
Creative Commons