« Home | Práctica de microrelatos pasando por varias emocio... » | declaración de amor de abril » | Nostalgias y otras montañas rusas Debo tener páni... » | foto de óscar corral » | Pesadilla Siempre he tenido una relación mágica y... » | Lo material es solo eso: madera, tela, algodón, ca... » | Muchos "otros demonios" » | Recordé esta mañana que vimos juntos el eclipse de... » | como no tengo estanterías no puedo coleccionar mar... » | Fue instintivo. Se repetían las frases que entier... »

... bañera sin olas



Se dio un baño caliente... en busca del equilibrio que aquel día le había faltado. Escuchó música tranquila, sus canciones favoritas aleatorias, y encendió velas, y las repartió por todo el baño, apagando antes las luces. Estaba sola en casa, y le apetecía aquello, aunque a penas tuviera espacio para reposar la cabeza porque en una parte estaban los grifos y a la otra las jaboneras.
Pero probó suerte, como hizo varias veces a lo largo del día, cuando sorbió varias veces alguna lágrima de rabia... pero estaba cansada, y rabiosa... quiso mantenerse firme porque estaba cansada de tropezar siempre en la misma piedra y que se le encogiera el alma en la misma latitud. Bajó las luces para ver a través de sus párpados.
Buscar colores y formas en ellos... Su pasatiempo favorito. Ver lo que no se ve con todos los otros sentidos. Y cuando creyó suficiente el baño, cuando olía a jabón por todas partes y había acariciado con la pastilla de palito toda la superficie de su piel, decidió descorrer la cortina -que era transparente- y le dejaba ver todas las lucecitas distorsionadas... y tiró del tapón.
Entonces, cuando se empezaba a encontrar bien, el baño empezó a inundarse... alcanzó dos dedos de altura y salía al pasillo. Se quedó quieta, abrazada al albornoz, con las lucecitas temblando y con los pies congelados, sin saber dónde pisar.
La respuesta se estaba derramando bajo sus pies, y sus ojos brillaban: se miró en el espejo.
Le entraron ganas de llorar, otra vez, y una nueva angustia en el pecho... gritó ¿para qué? y se mordió los labios preguntándose porqué siempre era ella la que se vaciaba.

inundemos todas las casa que hagan falta, por mucho que ellas también sientan, todos necesitamos desahogarnos

espero que pronto encuentre algo que merezca la pena y vuelva a sentirse llena

mientras, dejo por aquí algún abrazo algo ausiente, que, aunque roto, no olvida a su lejana primablog

Porque si no te vacías nunca serás capaz de llenarte de nuevo

Capturas momentos como rayos de luz. No dejes que se te escapen.

Post a Comment

Escribo para ti, para mi, para contarte y que descifres cuando quieras lo que necesites. Para hacerte recordar, para guiñarte un ojo, para darte la mano, para sonreír contigo... Gracias por comentar

Links to this post

Create a Link

Remite


  • kay

  • Llegué por casualidad y por una conversación de cafetería envuelta en dudas. Encontré en los paraísos electrónicos los abrazos más auténticos... viajé sola por Kioto, por Dresden, embotellé lluvia y suelto lastre. Ahora sólo escribo, de oficio. Y en septiembre de 2009, años después de posarme para aterrizar, vuelvo a emprender una aventura voladora; desnuda y rellena de letras. bienvenido
radiografía
Users Online

tinta y prosa
y letras e historias con máscara
y cristales rotos...
y tus ojos, reinterpretándolo todo



Creative Commons License
Esta obra
está bajo una
licencia de
Creative Commons