« Home | Muchos "otros demonios" » | Recordé esta mañana que vimos juntos el eclipse de... » | como no tengo estanterías no puedo coleccionar mar... » | Fue instintivo. Se repetían las frases que entier... » | Todos vamos cayendo. Cayendo en la cuenta de que ... » | La piedra negra aguanta menos borrachos hoy porqu... » | De vuelta hoy cambié de trayecto. Para no pasar p... » | Limbos vespertinos » | paisaje suburbano babélico » | sobreescribir para sobrevivir 26.280 horas y libe... »

Lo material es solo eso: madera, tela, algodón, caucho, papel... material. Una mesa sólo es una mesa. Aunque para mi hoy sea la cámara topográfica de todas tus habitaciones.

Cualquiera de los elementos podría acabar con ellos.

El agua, disolver tus notas de papel.
El fuego, destruir absolutamente todo.
El aire se llevaría todas las palabras que aún vienen en el mismo viento.
La tierra, enterraría todo vestigio de lo que aún quedase a la vista.

Algunas noches, cuando ya es noche avanzada, cuando resuenan las campanas, dan las horas, los cuartos y las medias... Será porque suenan fuerte los postigos de la ventana y cuando los ojos de trapo, -los suaves, los que nunca se cierran- me miran apoyados al otro lado de la almohada, veo en ellos la rapsodia de los elementos.

Se me vienen a ráfagas, a bocanadas, a dentelladas... me ahogan los recuerdos con un solo indicio material que desencadena una ola de imágenes.

Pienso en Sabina con sus 19 días y sus 500 noches.

Y decido cerrar los ojos, darle la espalda al trapo, aunque duele y decidir qué toca soñar hoy y qué sueños se cumplirán mañana.

suenan campanas de fondo y la piedra transmite su vibración por las cuatro esquinas de la ciudad hasta llegar a tus pies. es noche cerrada y, probablemente, llueve.

Te he puesto la mejor bso al oir "try your wings" de blossom dearie mientras te leía.

hay algo en la materia, en determinada materia q no es redonda ni cuadrada, q es algo q es tocado y es materia, pero q no siempre lo ves...un algo q no hay elemento q lo rompa

sigamos buscando en nuestro caos particular

abrazos ausientes y aún partidos desde el norte

Post a Comment

Escribo para ti, para mi, para contarte y que descifres cuando quieras lo que necesites. Para hacerte recordar, para guiñarte un ojo, para darte la mano, para sonreír contigo... Gracias por comentar

Remite


  • kay

  • Llegué por casualidad y por una conversación de cafetería envuelta en dudas. Encontré en los paraísos electrónicos los abrazos más auténticos... viajé sola por Kioto, por Dresden, embotellé lluvia y suelto lastre. Ahora sólo escribo, de oficio. Y en septiembre de 2009, años después de posarme para aterrizar, vuelvo a emprender una aventura voladora; desnuda y rellena de letras. bienvenido
radiografía
Users Online

tinta y prosa
y letras e historias con máscara
y cristales rotos...
y tus ojos, reinterpretándolo todo



Creative Commons License
Esta obra
está bajo una
licencia de
Creative Commons