« Home | Fue instintivo. Se repetían las frases que entier... » | Todos vamos cayendo. Cayendo en la cuenta de que ... » | La piedra negra aguanta menos borrachos hoy porqu... » | De vuelta hoy cambié de trayecto. Para no pasar p... » | Limbos vespertinos » | paisaje suburbano babélico » | sobreescribir para sobrevivir 26.280 horas y libe... » | Creí yo, que con el frío seco del invierno podría... » | Carolin, Berta y las Sombras » | A la folie »



como no tengo estanterías no puedo coleccionar mariposas muertas
(tampoco vitrinas, así que no te adelantes)
no tengo nada. una cama, el suelo limpio, algunas luces incandescentes y eco.

además una cama enorme en la que puedo dormir en vertical.
nos separamos y vivimos en camas grandes... juntos, pegados, parecía mucho mejor, aunque nos quejáramos. quizá por eso nunca terminó de llegar la cama grande.
hoy me acordé de ti. porque me compré un pijama abrigado. pero ¡es bonito! y te iba a mandar una postal... pero pensé... escríbelo, te leerá más fácilmente.

como cuando estás tan cansado que no puedes dormir... tengo tantas sensaciones ahora mismo, y esto es tan grande y está tan vacío... que no sé qué escribir.

Sólo que hoy experimenté con el vacío. Jugué a los dados con el vacío de las cosas que parecen llenarte. Y te entendí tanto.

Desde mi cama veo muchos libros que me regalaste.
Y muchos ya se cansaron de mirarme

Creo que se suicidarán
Como la cortina de la ducha

buenas noches

así me siento yo, no se como he dado con estas palabras pero es precioso. Seguiré tus huellas...
Un saludo y espero que los libros no terminen por suicidarse
Alejandro

Post a Comment

Escribo para ti, para mi, para contarte y que descifres cuando quieras lo que necesites. Para hacerte recordar, para guiñarte un ojo, para darte la mano, para sonreír contigo... Gracias por comentar

Remite


  • kay

  • Llegué por casualidad y por una conversación de cafetería envuelta en dudas. Encontré en los paraísos electrónicos los abrazos más auténticos... viajé sola por Kioto, por Dresden, embotellé lluvia y suelto lastre. Ahora sólo escribo, de oficio. Y en septiembre de 2009, años después de posarme para aterrizar, vuelvo a emprender una aventura voladora; desnuda y rellena de letras. bienvenido
radiografía
Users Online

tinta y prosa
y letras e historias con máscara
y cristales rotos...
y tus ojos, reinterpretándolo todo



Creative Commons License
Esta obra
está bajo una
licencia de
Creative Commons